VACACIONES Y OJERAS

Las vacaciones de 2013 han sido las terceras como familia numerosa y las quintas como padres y ahora puedo decir que ha sido el mejor verano de mi vida.
Atrás quedaron los viajes exóticos, las mochilas, las fiestas en la playa, las cervezas hasta la madrugada, las risas de vino  o los campo de trabajo cruzando el océano. Eran veranos fantásticos y  basados en nuestra capacidad de improvisación.  Por aquellos años nunca imaginé que unos días en un camping cerca de casa, las horas interminables en la piscina y acostarme a las 23h en agosto, me pudieran hacer tan feliz.
El placer de levantarnos tranquilamente, desayunar sin prisas, darnos un baño, hacer la siesta, jugar… acompañados de nuetras tres personitas, no tiene precio. Como ya he dicho ha sido un verano genial. No hemos hecho nada especial, o mejor dicho, hemos hecho lo más especial del mundo, estar con nuestros hijos.  Empezaremos septiembre con energía y buen humor, con mucho síndrome post-vacacional y con ganas de planear las vacaciones del 2014.
También ha sido un verano duro. Los mellizos tienen 28 meses y empiezan a despuntar con fuerza sus personalidades, por no hablar de las carreras y alguna que otra rabieta. Ha sido agotador. Llevar a tres niños al zoo o de excursión, en plena operación pañal y sin silla de paseo, es un reto solamente apto para padres peligrosamente optimistas como nosotros. La valoración general de las salidas es positiva, pero aún me duele la espalda solo de recordar alguna de ellas. En un momento de enajenación mental (que ya  dura 2 meses) decidimos dejar de utilizar la silla de paseo y darles la oportunidad de andar, la cosa va bastante bien, el problema vendrá el día que tengamos que volver a usarla. No sé si tendremos valor de sentar a estos dos torillos. No digo más.
Estos meses también nos han servido para darnos cuenta como han crecido nuestros pequeños. Los  mellizos han dejado de ser bebés, han ganado mucho en autonomía y lenguaje. Y la Niña nos sorprende cada día con sus reflexiones y  su capacidad negociadora (esto me tiene un poco desquiciada).
Si tuviera que resumir mi verano 2013 diría: Ha sido el verano que menos he descansado, que más ojeras he tenido, que más veces me he bañado sin ganas y que menos libros he leído pero ha sido el verano que más he reído, he bailado, he cantado, he dormido, que más he disfrutado de las pequeñas cosas…HA SIDO EL MEJOR VERANO DE MI VIDA.
Gracias a mis chicos y a mi chica!!

Anuncios

10 comentarios en “VACACIONES Y OJERAS”

  1. Parece que energía no te falta! A mi me ha pasado algo parecido. Era mi último verano con bebé, y decidí centrarme en cosas pequeñitas y en mis hijas, sin esperar nada del verano. Todo un acierto. Me lo he pasado pipa. Mucho cante, mucho baile, nuchos castillos de arena, y hasta columpios.
    Si todo va bien, ¡en el 2014 repito!

    1. Lo de la energía vamos a dejarlo en que no me sobra, imagino que sabes de lo.que hablo. A veces las pequeñas cosas pueden ser maravillosas, no tener grandes metas nos ha hecho estar más relajados. Me alegro de que tú verano haya sido tan divertido.
      A por el 2014al!!!

  2. Me alegra ver que aunque la llegada de uno (o varios) bebés cambien nuestro ritmo en vacaciones ¡siempre se puede ser feliz disfrutando de las nuevas experiencias que viviremos junto a ellos! Todo es cuestión de cambiar el chip y disfrutar de cada cosa, por sencilla que sea, como si fuese única.

    1. Te confesaré que con la Niña cruzabamos toda España y era genial. Pero con tres necesitábamos algo más sencillo.
      Pero próximo verano nos gustaría salir de ruta!!
      Un besico

    1. No tengo tanta energía!!! Has ido a la playa con múltiples y sabes como yo que solo en los preparativos y llegada quedamos agotados. El resto del día café y modo zombi.
      No nos queda nada compañera!!!

  3. Claro que sí!! Hay que disfrutar de esta etapa de la vida, que pasa muy rápido! Ya volverán los viajes en pareja a otro ritmo. Ahora lo que toca es sacar lo mejor de las cosas sencillas e intentar adaptarse al ritmo de los niños en vacaciones para que todos disfrutemos. Me alegro de que lo hayáis pasado tan bien.

  4. ¡Genial! Nuestro verano con las tres enanas ha sido del estilo…un viaje, alguna escapada y mucha playa… Todo con las niñas y disfrutando mucho con ellas del tiempo compartido. Eso sí que son vacaciones 🙂

  5. Yo… me “quejo” de haber estado “sola” este agosto, pero nos lo hemos pasado en grande, hemos hecho mil cosas. Y cuando digo mil, me refiero a mil!! desde manualidades, salidas a playa, parque, calle, lectura, videos, disfraces… No hemos parado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s