La mona peinada

Hoy en el autobús de camino al trabajo y después de dejar a La niña Robinson en el cole me he encontrado con una conocida. Nos hemos saludado cordialmente y en un intento de ser amable me ha dicho: “Uy, nena, estas muy bien para tener tres hijos tan pequeños. Vas muy mona y peinada”. Tócate los c….Mariloli!- he pensado yo.
En un acto de falsedad absoluta, le he dado las gracias, he sonreído, y le he dicho que era debido a que dormía muy bien. Ha llegado a su destino y se ha bajado. “Ala, bonica, hasta otra”.
Soy madre y coqueta. Me encanta sentarme en la cama, abrir el armario y dedicar 10 minutos a pensar que me voy a poner el día siguiente. Me gusta llegar al trabajo  y que me digan lo guapa que voy. Que mi marido y mi hija piensen que el vestido que llevo me queda genial. Llamadme rara, pero me gusta.

También es verdad que me puedo peinar y dedicarme cada mañana un rato a mi misma porque estamos requeorganizados y contamos con ayuda de la Yaya Robinson. Os explico.
Por las noches dejamos la ropa de los cinco lista. Las mochilas de cole y guarde en la puerta. El almuerzo previsto. Y mi bolso preparado.
Lunes, miércoles y viernes mi madre viene a las 7.45h para ayudarme a levantar, dar el desayuno y vestir a los peques. Estos días Papá Crusoe se va de casa a las 7.30h. A esa hora se despiertan los tres, les empiezo a dar el desayuno y llega mi madre. Ella sigue y yo me voy duchando. A las 8.10h empezamos a vestir. A las 8.30h están lustros y yo acabo de arreglarme. 8.45h y salimos de casa, una lleva a los mellis y la otra a la niña.
Los martes y jueves estamos Sr. Crusoe y yo. La operación es la misma pero nos levantamos un poco antes para estar duchados antes de que se despierten.
En la hora y cuarto que dura la operación no hay lugar para rabietas o motines. Hasta ahora. Cruzáremos los dedos.

mama-rapida-peque

Cuando me preguntan cómo lo hacemos siempre respondo lo mismo, rutina. Nuestra salud mental y bienestar familiar depende de la rutina. Siempre hacemos lo mismo, en el mismo orden, de lunes a viernes, a la hora de levantarse y a la de acostarse. El sábado y domingo disfrutamos de romper la rutina pero sin pasarnos. Esto les da seguridad, saben lo que viene. Saben cuándo y dónde se desayuna,  come y  cena,  cuándo se pone la tele y cuando se apaga, qué viene detrás del baño…etc.

Pero soy realista, de momento son los tres muy pequeños y esto se irá complicando. Lo intuyo.

Disfrutaré mientras pueda y seguiré poniéndome mona, por supuesto.

Anuncios

11 comentarios en “La mona peinada”

  1. Yo hago lo mismo de preparar mochilas y ropa. Tanto de las niñas como la mía. Cuando no sé bien que me voy a poner, mi hija mayor me ayuda a elegir. Sólo dejo por preparar la bolsa de la merienda cuando se trata de fruta pelada y cortada.
    Y si, la rutina es esencial en estos casos. Hay días que mi hija se levanta que no quiere ponerse el chandal o se queja porque quiere una camiseta que está puesta para lavar… O la pequeña se muere de sueño y no colabora vistiéndose…

    1. Lo del chándal debe ser común entre algunas niñas, no? Justo hoy, la Niña Robinson no quería ponerse el chándal, no lo soporta, por no discutir he cambiado por unos leggins. ¡Qué le vamos a hacer!

  2. Puedo dar fe de que sois la familia más organizada del mundo, y mama Robinson siempre va estupenda porque, se ponga lo que se ponga, o haya dormido poco o mucho, es guapa tanto por dentro como por fuera y eso se transmitre.

  3. Dí que sí mama Robinson, que somos madres, ¡Pero también personas! Yo la verdad es que no tengo muchas rutinas pero porque aún estoy en casa con ellos, el día que empiece a trabajar esto se va a convertir en un cuartel militar ja ja

  4. La rutina es fenomenal, y creo que es más… Ellos la necesitan. Y nosotros, todos, necesitamos nuestra parcela. Me ha gustado el post, pero desde ya te digo que estoy esperando el que le dediques a Yaya Robinson 😉

    1. El post sobre la Yaya Robinson queda pendiente, pero no hay espacio suficiente para agradecerle todo lo que hace por nosotros. Ella es hermana, tía y abuela de mellizos y sabe lo que se agradece la ayuda. Somos muy afortunados por tener a los yayos cerca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s